Descripción del proyecto

Servicio de Apoyo Psicológico en Crisis para Hijas e Hijos de Mujeres Víctimas Mortales de Violencia de Género o Gravemente Heridas

En los casos de violencia de género con resultado de muerte, a las múltiples consecuencias negativas que puede sufrir un/a menor debido a la exposición de la violencia de género, debemos añadirle las graves secuelas que provoca el hecho traumático de que su  madre resulte víctima mortal por este tipo de violencia. Dichas consecuencias pueden variar dependiendo de diversas variables como la edad, si el/la menor ha presenciado el acontecimiento, el homicida o asesino es su progenitor, las estrategias personales con las que cuente el/la menor, el apoyo familiar, etc. En estas circunstancias un apoyo psicológico en crisis especializado en violencia de género es fundamental para promover una adecuada gestión emocional y minimizar el desarrollo de trastornos psicológicos y emocionales de mayor envergadura en las/os menores afectadas/os.

El servicio de Apoyo Psicológico en Crisis para Hijas e Hijos de Mujeres Víctimas Mortales de Violencia de Género o Gravemente Heridas propone una intervención integral que vaya más allá de la atención directa a las/os menores y pretende:

  1. Gestionar de forma efectiva e inmediata el riesgo personal asociado al trauma de las y los hijos menores de edad que hayan quedado huérfanos/as o de las mujeres cuyas hijas e hijos menores de edad hayan sido víctimas mortales de violencia de género.
  2. Actuar con los/as familiares que mantienen una relación cercana con los/as menores con la finalidad de favorecer la recuperación emocional de estos/as.
  3. Facilitar la recuperación de la normalidad en la vida cotidiana de las y los hijos de las mujeres víctimas mortales de violencia de género a través de la intervención con la comunidad educativa, con sus iguales y los/as familiares.
  4. Actuar con los/as profesionales que intervienen en los hechos o que pueden atender con posterioridad a estos/as menores con la finalidad de garantizar unas actuaciones de calidad que favorezcan su reparación emocional.

El dispositivo es activado por el Instituto Andaluz de la Mujer y conlleva que la intervención se realice en la localidad donde sucedan los hechos y/o se encuentren los/as menores, garantizando el acceso de cualquier familia andaluza al recurso, logrando así fortalecer la estrategia comunitaria de los modelos de abordaje integral en violencia contra las mujeres en Andalucía.

Este servicio fue financiado a través de subvención por el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) desde 2016 hasta que en 2020, tras una licitación pública, fue adjudicado a la Asociación Acción Social por la Igualdad (ASI).

Actualmente es un servicio del IAM que se denomina “Servicio de Apoyo en Crisis a familiares de mujeres víctimas de violencia de género con resultado de muerte y a madres cuyos hijos e hijas hayan sido asesinados” y está gestionado por ASI a través de contrato público.

Servicio de Apoyo en Crisis a familiares de mujeres víctimas de violencia de género con resultado de muerte y a madres cuyos hijos e hijas hayan sido asesinados

El servicio cuenta con un protocolo de actuación, basado en el Protocolo de Respuesta Pública de la Administración de la Junta de Andalucía ante las Violencias Machistas (Acuerdo de 21 de julio de 2020, del Consejo de Gobierno Andaluz), y los servicios que ofrece son:

  1. Acompañamiento e intervención psicológica en crisis con personas afectadas por un caso de violencia de género con resultado de muerte o gravemente herida: familiares afectados, con especial atención a las hijas e hijos menores de edad de las mujeres víctimas mortales, mujeres supervivientes de graves agresiones o tentativas de homicidio y sus familiares y mujeres cuyos/as hijos/as han sido víctimas mortales por violencia de género.
  2. Intervención en el Centro educativo al que acuden, hayan acudido hasta los hechos y/o acudirán a partir de ese momento los y las hijas menores de edad de una mujer víctima mortal de violencia de género o gravemente herida. Se atenderá a la Comunidad Educativa de forma integral (alumnado, profesorado, madres y padres del alumnado) ofreciendo herramientas y pautas para realizar una adecuada gestión emocional en la acogida (o despedida) de los/as menores en su centro escolar. Se atenderá también en casos en los que la víctima mortal haya sido un/a menor de edad.
  3. Asesoramiento, coordinación e intervención individual y/o grupal con profesionales de otros ámbitos (sanitario, servicios sociales, fuerzas y cuerpos de seguridad, etc.) que puedan atender a los familiares afectados, especialmente menores de edad, en un futuro.
  4. Intervención en el ámbito laboral de la víctima a través de una intervención grupal y/o individual con los/as compañeros/as de trabajo y el entorno laboral de la víctima.

El dispositivo es activado por el Instituto Andaluz de la Mujer.

Subvenciona: